¿Cuándo se debe usar ortodoncia?

 en Ortodoncia

Se ha logrado cuantificar el concepto de la belleza. Numerosos estudios han evaluado a la belleza como una consecuencia directa de la simetría en las dimensiones del rostro.

Dentro de estos estudios, la simetría dental y el estado de las piezas dentales, juega un papel preponderante como uno de los aspectos más influyentes en la percepción de la belleza general.

En la odontología, la simetría dental representa un valor que va mucho más allá de la mera percepción de la belleza de un rostro.

La estética, es la principal causa de consulta en clínicas de ortodoncia en Sevilla. Sin embargo, debemos comprender la importancia de los dientes dentro de la salud integral del cuerpo humano.


Los dientes son mucho más que una sonrisa

La boca, tiene una arquitectura que tiene varios objetivos funcionales de suma importancia en el entorno del cuerpo humano.

En primer lugar, en la boca se encuentra el sistema dental. Este tiene varias funciones importantes como:

  • Procesamiento alimenticio: Los dientes tienen diferentes formas, longitudes y posiciones. Uno de los objetivos de este diseño natural es desgarrar, cortar y triturar los alimentos.

La masticación, resulta en la transformación de alimentos hasta convertirlos en una masa que podrá ser digerida de mejor modo por el sistema digestivo.

Cuando los dientes no están posicionados de manera correcta, esta función puede afectarse, ejerciendo cambios inadecuados en la actividad alimenticia.

  • Fonética: El habla, es un proceso altamente complejo. La vibración de las cuerdas vocales, se suma a la entrada y salida de aire a través de las estructuras bucales, incluyendo los dientes.

Ciertos sonidos, se hacen exclusivamente por el paso de aire a través de determinados dientes. La malposición o falta de piezas, puede afectar la fonética.

  • Respiración: El proceso de inspiración-espiración del aire que llena nuestros pulmones y oxigena la sangre, se apoya en gran medida en la ubicación, longitud y posicionamiento dental. 

Los desajustes dentales, pueden causar ciertas patologías respiratorias que pueden tener algunas afecciones en el resto del organismo.

  • Desarrollo óseo: Tal y como las características físicas de otros huesos, la malformación de los dientes, puede tener afectación en el sistema general y degenerar en algunas patologías clínicas.

Las alteraciones estructurales de los dientes, afectan su funcionalidad y deben ser corregidas con la finalidad de recuperar su propósito natural y sistémico.


Alteraciones y malformaciones dentales

Afortunadamente, la gran mayoría de las malformaciones de los dientes, pueden ser corregidas mediante ortodoncia.

Estas son algunas de las malformaciones dentales más frecuentes:

  • Prognatismo y retrognatismo: malformaciones del hueso maxilar superior o inferior.
  • Mordida Abierta, cruzada, cubierta o de borde: Desbalances en la simetría de la línea media de la boca, que produce alteraciones en la mordida.
  • Colapsos dentales: Esta es una alteración de la oclusión dental, lo que produce un exceso de desgaste en algunas piezas dentales.
  • Diastemas dentales: La excesiva separación en el espacio interdental. Puede causar apiñamiento dental, malposición de una o varias piezas dentales.
  • Pérdidas dentales: Por un proceso natural, cuando ocurre una pérdida de una pieza dental, sin importar la causa, el resto de los dientes se movilizan para minimizar el espacio vacío y se causan alteraciones de la arquitectura bucal.

Cada una de las patologías dentales, tiene un tratamiento adecuado. Incluso, pueden combinarse varios tipos de tratamiento con una duración determinada, para corregir la deformidad y devolver la posición, así como la funcionalidad del diente.

En la ortodoncia, se contempla la participación de un equipo multidisciplinario de especialistas odontológicos. 


Consecuencias de las malformaciones dentales

La malformación dental, puede tener otro tipo de consecuencias. Por ejemplo:

  • Fallas en la higiene dental: El apiñamiento o la malposición de una pieza dental puede generar una mayor acumulación de alimentos, lo que propicia la formación de caries, enfermedades gingivales, halitosis e incluso, pérdida del diente.
  • Dolor: La malposición de la mordida puede causar tensiones inadecuadas en los huesos maxilares, produciendo dolores musculares, cefaleas, afección de los senos paranasales y otro tipo de dolencias físicas.
  • Fonética: La malposición dentaria, puede afectar el flujo de aire por la boca, causando afecciones en la fonética. Las más comunes son los comúnmente conocidos como seseos o “arrastre” de ciertas fonemas.
  • Respiración: Una obstrucción del flujo de aire en la cavidad bucal, puede causar afecciones respiratorias como apnea del sueño, ronquidos u otras.
  • Apariencia: Este es el aspecto más referido por los pacientes en las clínicas de ortodoncia en Sevilla. La malformación dental, produce efectos en la simetría dental con una consecuente afectación de la apariencia física del paciente. 

La ortodoncia, es una de las especialidades odontológicas que produce mayor felicidad en los pacientes. El alivio de las consecuencias de las malformaciones dentales y sobretodo, el cambio en la apariencia física, produce un cambio positivo en casi la totalidad de los pacientes, quienes ahora no solo pueden tener unos dientes sanos, sino… ¡Una sonrisa perfecta!

Entradas recientes
Ortodoncia Invisalign | Clínica Dental Manosalbas