Consecuencias de la pérdida de dientes

 en Implantes dentales

El cuerpo humano es un sistema perfecto. Cada una de las partes que lo componen, tiene una función específica que contribuye al funcionamiento general de todo el sistema en un concepto conocido como sinergia.

Los dientes forman parte del sistema bucodental. Todas y cada una de las 32 piezas de la dentadura de un adulto, tienen una función específica, con incidencia directa en la alimentación, respiración, el habla, formación ósea, secreción hormonal, sistema inmunológico y muchas otras más.

La pérdida de una pieza dental, produce un desequilibrio en el delicado balance del sistema, con consecuencias negativas desde el punto de vista fisiologico y psicologico.


Consecuencias fisiológicas de la pérdida dental

Las piezas dentales, tienen una función específica dentro del sistema bucodental. 

  • El primer procesamiento de alimentos, se produce en la boca. En una perfecta sincronía, la lengua, saliva y los dientes, descomponen los alimentos, convirtiéndolos en una masa de fácil deglución y que será absorbida más eficientemente en el sistema digestivo.

Los dientes cortan, trituran y desgarran la comida. Esto permite que pueda pasar por el tracto esofágico y que pueda digerirse en el estómago.

  • Por otro lado, los dientes contribuyen al habla. Ciertos sonidos se producen por la combinación y emisión de aire entre los espacios dentales, en conjunto con la lengua y el resto de la boca.
  • Los dientes, actúan de manera mecánica en los procesos asociados, cada pieza tiene una posición dada de apoyo a sus vecinos con una función de espejo con su par superior e inferior.
  • Cada pieza dental contribuye con el sistema inmunológico, endocrino y forman parte del sistema óseo.

La falta de piezas dentales causan problemas fisiológicos como:

  1. Desajustes mecánicos. La falta de una pieza, obliga al resto de los dientes a movilizarse para cubrir el espacio vacío. Esto produce alteraciones de la efectividad dental general.
  2. Reabsorción ósea. El espacio liberado en el hueso maxilar y la acción percusiva del diente pareado opuesto, produce una reabsorción del hueso maxilar, produciendo alteraciones físicas y funcionales del hueso.
  3. Periodontitis. El espacio dejado por un diente faltante, produce una mayor acumulación de alimentos en la mucosa liberada. Al descomponerse, producen bacterias que eventualmente, producen enfermedades gingivales que pueden generar reacciones en cadena con el resto de los dientes.
  4. Afectación de la respiración, habla y otras funciones bucales. El diente perdido, genera alteraciones en la circulación de aire dentro de la boca. Esto produce alteraciones fonéticas y de respiración.

Consecuencias psicológicas de la pérdida dental

El principal motivo de consulta en la clínica de implantes dentales, es la alteración estética que produce la pérdida dental.Cuando se produce la pérdida, se genera una alteración de los músculos faciales, que afectan la apariencia del rostro del paciente. La cara, puede presentar un aspecto más lánguido, endurecido o con protuberancias del mentón, que envejece significativamente el aspecto general del paciente.

Asimismo, se producen alteraciones en el tamaño de los labios y lengua, coloración de la piel del rostro,  halitosis y otra serie de afectaciones físicas que cambian la simetría y el concepto de belleza generalmente aceptado.Estas alteraciones, no solo producen consecuencias estéticas visibles, sino que afectan psicológicamente al paciente, teniendo afectación en la vida social, laboral y en su autoestima.

La pérdida dental puede producirse por causas traumáticas externas, pero en la mayoría de los casos, se produce por efecto de las caries y enfermedades periodontales que están estrechamente ligadas a la higiene bucal.

Un correcto cepillado dental, uso de colutorios y principalmente, la visita periódica al dentista, es la mejor manera de prevenir la pérdida de dientes y sus graves consecuencias.

Entradas recientes
Consecuencias de la pérdida de dientes