¿Cómo afecta el tabaco a nuestros dientes?

 en Consejos, Estética dental

Como pasa con cualquier sustancia con pigmentos, el tabaco es muy nocivo para nuestros dientes. Además, los compuestos químicos hacen una doble función nociva puesto que no solo oscurecen sino que debilitan el esmalte, pudiendo provocar oscurecimiento crónico.

Manchas por tabaco

Fumar tabaco produce manchas en un principio externas. Esto quiere decir que no son más que placa bacteriana pigmentada de amarillo y adherida a nuestros dientes. Si esta placa no se limpia crea sarro. Este sarro es causa de la falta de higiene y su eliminación no es algo difícil.

El tabaco produce una aceleración del oscurecimiento porque favorece la aparición de placa y acelera su cristalización en sarro. Además, los productos de los que se compone tiñen al mismo de amarillo. Pese a que su eliminación es sencilla, resulta más complicado que si no tuviésemos esta adicción.

Por último, los agentes del tabaco debilitan el esmalte por lo que si prolongamos demasiado su correcta limpieza puede causar graves problemas de oscurecimiento crónico de dientes y encías y otras enfermedades.

¿Hay soluciones?

Existen soluciones para el oscurecimiento dental que produce el tabaco, pero lo ideal es que se hagan cuanto antes mejor. Dependiendo de la gravedad, los problemas serán totalmente reversibles o parcialmente, pero siempre hay posibilidad de mejora.

Es importante recalcar que lo idóneo, previo a solucionar tu problemas bucales, es que dejes de fumar. Fumar es algo nocivo para tu salud en muchos ámbitos y, pese a que los siguientes procedimientos funcionan aunque sigas fumando, serán mucho más eficaces si dejas el tabaco.

sonrisa blanca y saludable

Limpieza exhaustiva

Una limpieza profesional puede ser una solución muy efectiva contra los problemas causados por el tabaco. En primer lugar, si hay presencia de sarro, una limpieza blanqueará tus dientes debido a la eliminación de ese sarro pigmentado.

En segundo lugar, una limpieza te permite librarte de todos los agentes nocivos acumulados en tu boca. Esto revierte el desgaste de tu esmalte y, con una higiene correcta, te permitirá mantener más tiempo la salud bucal óptima.

En definitiva, una limpieza de higienista bucodental favorece al blanqueamiento de tus dientes y supone una cura a los problemas que el tabaco causa en tus dientes. Si quieres darle una oportunidad de higiene a tu boca, la limpieza profesional es fundamental.

Blanqueamiento

Si con la limpieza exhaustiva no terminas de quedar contento, un segundo procedimiento a hacer es el blanqueamiento dental. Es importante decir que el blanqueamiento por sí solo no soluciona ni previene ningún problema que puedas tener en el futuro.

La única misión del blanqueamiento dental es blanquearte los dientes tantos tonos como sea posible, quieras y te recomienden. Es por ello por lo que esta técnica suele realizarse posteriormente a una limpieza profesional. Tanto porque es necesario tener la dentadura limpia para blanquearla como para prevenir futuras enfermedades.

Este blanqueamiento te permitirá obtener el color dental deseado en varias sesiones y, con una correcta higiene bucal, podrás alargarlo bastante en el tiempo. Pese a ello, si sigues fumando, es bueno que vayas regularmente a hacerte tanto una limpieza como un blanqueamiento.

Si eres fumador y necesitas una cita para evaluar tu estado bucal o hacerte un tratamiento, ¡no dudes en contactar con nosotros!

Entradas recientes

¿QUIERES UNOS DIENTES MÁS BLANCOS BRILLANTES Y LUMINOSOS?